The Fitness Gate. Creado con Wix.com

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

Instagram

¡Hola! Soy Marcos Soriano, doctorando en ciencias de la actividad física y apasionado del deporte. Tras toda una vida de práctica deportiva donde el fútbol, rugby, lucha, o la halterofilia me acompañaron, finalmente encontré mi sitio en la industria del fitness.

 

Tuve la gran oportunidad de trabajar internacionalmente como entrenador personal para la prestigiosa cadena Fitness First en Doha (Qatar). En Madrid invertí 2 años para el “gold standard” de clubes deportivos en España, Reebok Sports Club de la calle Serrano. En todo este tiempo, he publicado artículos científicos sobre entrenamiento deportivo, desarrollado métodos de entrenamiento para centros deportivos, colaborado como revisor en revistas científicas e institutos deportivos, impartido charlas magistrales en universidades y congresos y ante todo, he seguido entrenando con la misma ilusión y emoción del primer día en que empecé.

El mundo fitness es apasionante, una industria muy cambiante en sus tendencias y con una variedad equiparable al mundo culinario. En la variedad se encuentra el gusto, sí. Pero, ¿Y la calidad?

Son numerosos los centros deportivos que he visitado, analizado y en los que he entrenado como cliente a lo largo de mi carrera profesional. Pasando por gimnasios tradicionales de barrio, centros deportivos especializados, estudios de entrenamiento personal o las revolucionarias boutiques. Cada concepto presenta una filosofía y visión diferente al resto. Sin embargo, todos poseen un objetivo en común, satisfacer las necesidades demandadas por el cliente. ¡Sí, el protagonista eres tú, no lo olvides!

 

Atención, dinamismo, competencia de los entrenadores o efectividad en los resultados, son atributos indispensables en nuestra percepción de calidad. Lamentablemente, para todo aquel que sea nuevo en este mundillo, no hay ningún estándar de calidad equiparable a las estrellas en los hoteles o a la guía MICHELIN en la hostelería, que te ayude a tomar la elección correcta sobre tu nuevo centro de entrenamiento, sobre tu nueva casa. Así pues, pretendo ayudarte con mi conocimiento y experiencia profesional, a valorar la calidad en el servicio y el producto final que ofrecen estos centros deportivos para asegurarte que tomarás la opción correcta.

¿Qué pretendo?